Innovar en Andalucia en tiempos de COVID
Sector TIC de Andalucía

Innovar en Andalucia en tiempos de COVID

En el contexto actual, el ecosistema de innovación andaluz ha reaccionado de diferentes formas en función de sus capacidades y enfoques, desde modificar su actividad para reconducir su producción hacia elementos esenciales, investigando en soluciones específicas o incluso contrayéndose. Todas las administraciones están facilitando medidas concretas y tienen previsto lanzar nuevas medidas para resolver los diferentes problemas directos o indirectos derivados de la pandemia.

Actualmente, las empresas están mirando al presente en tres direcciones:

  • Reestructurar sus líneas de producción o servicios para dar soporte al sistema sanitario, poner en marcha ideas solidarias, investigar en un tratamiento o una vacuna... en definitiva, poner su grano de arena para resolver lo antes posible este fenómeno global.
  • Modificando sus líneas de producción o servicios para hacerlos compatibles con el estado de alarma y las necesidades concretas del sector, mirando al comercio online, los servicios no presenciales…
  • Y definiendo estrategias más a largo plazo, pensando en un futuro post-covid

Toda crisis también supone una oportunidad:

Una oportunidad, porque para muchas empresas, el teletrabajo y la parada de producción les permite sentarse y reflexionar sobre su estrategia. Y, aunque el futuro sea incierto, afrontar aquel proyecto que tenías pendiente o permitir a ese trabajador inquieto que le dé forma a esa idea que puede convertirse en un nuevo producto o servicio.

Una oportunidad, para ponerte en contacto con ese proveedor con el que siempre has pensado que podríais hacer juntos un proyecto que revolucione la cadena de producción y hacer una llamada a tres o a cuatro, porque seguro que él o ella también está en casa.

¿Y las TICs?

En este contexto concreto toma fuerza el sector TIC, es el caso de la digitalización. La inversión en adaptación de la infraestructura digital y los servicios ha sido fundamental.

Por ejemplo, las empresas que ya se habían digitalizado o habían iniciado el proceso, estaban mucho más reforzadas para soportar la crisis. Tambien está claro que el teletrabajo ha llegado para quedarse.

Pero la transformación digital y los servicios que las empresas TICs andaluzas pueden dar con este enfoque no es solo flexibilidad logística, presenta una oportunidad para implementar tecnologías exponenciales en las actividades cotidianas que el COVID ha visto modificadas. Pensemos en el envío de alimentos o medicamentos, la logística, el comercio online, formación online, el entretenimiento, la salud, el turismo…

Es importante apuntar, que esos sectores de la economía real pueden generar ganancias siendo innovadores y aprovechando el potencial tecnológico que hasta hoy estaba costando aceptar e introducir. La introducción de nuevas tecnologías en la producción agroganadera, la gestión del turismo sostenible y controlado, mejores sistemas logísticos, entretenimiento y ocio online, telemedicina, la educación, administración electrónica.

Otras tecnologías pueden suponer un respiro para el PIB: La inversión en energías renovables e infraestructuras energéticas ahora tendría un doble beneficio; el estímulo económico y la aceleración en energías limpias.

El enfoque medioambiental, del uso de plásticos, por ejemplo, esta sufriendo un reenfoque, ¿menos plásticos de un solo uso o más seguridad alimentaria? Hay mucho que hacer para no olvidar el cambio climático y la economía circular.

Otro sector que podría despuntar y que ya lo está haciendo es el sector tecnológico-financiero, las fintech. Las Fintech están triplicando su negocio cada año mediante el uso de datos de teléfonos inteligentes para tomar decisiones de crédito, pero su aterrizaje en este momento podría ser mucho mayor, podrían proporcionar financiación en situación de confinamiento, y más allá, a regiones remotas, de países en desarrollo, o incluso donde el 47% del empleo es informal y solo 1 de cada 2 ciudadanos tiene una cuenta bancaria.

¿Qué estan haciendo las administraciones?

Las administraciones públicas, desde la europea hasta la local, tiene que hacer frente a la crisis y dar soporte a sus empresas para ayudarlas a sobrevivir, pero también tienen que potenciar esas oportunidades de posicionarse en nuevos mercados, desarrollar nuevos productos o sobrevivir gracias a esas innovaciones, dando soporte financiero a la innovación en todos los ámbitos, para dar soporte a toda esta transformación. Y están dando sus primeros pasos.

Innovar en Andalucia

¿Qué se está haciendo a nivel regional?

La Junta de Andalucía ha lanzado varias iniciativas para soportar las necesidades de financiación de las empresas. A continuación, resumimos las relacionadas con el marco de innovación y relacionado con las TICs:

  • Lanzar la convocatoria de proyectos colaborativos de I+D y las Unidades de Innovación Conjunta, donde las soluciones tecnológicas pueden ser la base del proyecto o pueden ser acciones transversales y que abrirá 75 días después de la finalización del estado de alarma.
  • Ampliar fondos de la línea de inversión en transformación digital de PYMEs, con el objetivo de facilitar la implantación de teletrabajo, pero que está abierta a cualquier línea de mejora de procesos basado en las TICs y que es una oportunidad de negocio para las empresas TICs andaluzas.
  • Lanzará en breve la línea de proyectos de Investigación industria y desarrollo experimental.

¿Y a nivel nacional?

El jefe del Ejecutivo ha anunciado que el Gobierno movilizará hasta 200.000 millones de euros, cerca de un 20% del Producto Interior Bruto (PIB), para afrontar las consecuencias del coronavirus. 117.000 millones de euros serán íntegramente públicos y resto se complementará con la movilización de recursos privados.

Las medidas tomadas por las administraciones nacionales en este campo se agrupan en 4 grandes bloques:

  1. Nuevas líneas de ayudas directas (subvención o préstamo) en determinados ámbitos.
  2. Nuevas condiciones más laxas en ayudas ya vigentes:
    • Respecto a garantías
    • Reembolsos de préstamos
  3. Flexibilización en plazos concretos de presentación, ejecución y justificación de ayudas.
  4. Avales directos o indirectos

Algunos ejemplos:

  • Exención de garantías en CDTI para PYMES y MIDCAPS y flexibilizando por ejemplo la línea Directa de Expansión o el programa INNVIERTE, perfecto para startups tecnológicas.
  • Desarrollo de modelo fast-track para acelerar la puesta en marcha de proyectos estratégicos y que ya ha acelerado la aprobación de proyectos basados en TICs, como un proyecto andaluz de drones para desinfección.
  • Nueva convocatoria para empresas CDTI COVID-19. Con Subvención, hasta el 100% (Inversión) y hasta del 80% (Desarrollo e Innovación).
  • Convocatoria EUREKA COVID-19 y convocatoria POST-COVID-19.
  • Nueva línea de avales ICO-COVID-19.
  • Convocatoria especial de investigación sobre SARS-CoV-2 y COVID 19 del Instituto Carlos III, con 24 millones de euros. Dirigida principalmente Institutos de investigación sanitaria, y universidades: Donde por ejemplo se contempla el uso de herramientas de inteligencia artificial y análisis masivo de datos integrados orientados al control epidemiológico de la COVID-19.
  • Flexibilizando plazos de proyectos en ejecución en cuanto a la justificación, aplazamientos de plazos de devolución…
  • Y manteniendo convocatorias como NEOTEC, donde típicamente se han financiado muchos proyectos basados en TICs, o MISIONES, donde las TICs pueden tener un protagonismo claro.

¿Qué se está haciendo en Europa?

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, anunció una “Iniciativa de Inversión de respuesta al Coronavirus” por valor de 25.000 millones €, procedentes de fondos estructurales.

La Comisión amplía el Marco Temporal para que los Estados miembros puedan acelerar la investigación, los ensayos y la producción de productos relacionados con el coronavirus. Incluye:

  • La posibilidad de que los estados miembros concedan ayudas en forma de subvenciones directas, anticipos reembolsables o beneficios fiscales a la I+D en materia de coronavirus y otras medidas antivirales pertinentes con porcentajes de hasta el 100% para investigación básica y 80% para I+D.
  • Apoyo a la construcción y mejora de laboratorios de ensayos (75% de subvención)
  • Apoyo a la fabricación de productos que sirvan para combatir el brote de coronavirus con subvenciones del 80% de los costes elegibles necesarios para la producción y las pruebas de estos productos.
  • Convocatorias específicas relacionadas con pandemias, enfermedades infecciosas o con el COVID como una convocatoria flash en H2020 donde pueden tener cabida soluciones basadas en las TICS en combinación con soluciones sanitarias o biomédicas o la convocatoria IMI (medicamentos innovadores).
  • Incluyendo una mención especial al COVID en EIC Accelerator (antiguo Instrumento PYME fase 2): Convocatoria de 164 millones de euros del Consejo Europeo de Innovación para financiar proyectos innovadores de pequeñas y medianas empresas.
  • Lanzamiento de hackatones y otros eventos online para identificar ideas y financiarlas, con la intervención de la Big Data Value Association por ejemplo.

Como resumen: Aprovechemos esta oportunidad para hacernos más fuertes gracias a la innovación y entrar preparados en el nuevo mundo que nos encontraremos cuando salgamos de casa, la era POST-COVID19.

#todoirabien

Ir a la Oficina de Ayudas