Diagnóstico inicial

Diagnóstico inicial de la situación de la mujer en el sector TIC andaluz

El objetivo de este estudio era la realización de un análisis en profundidad de la situación actual de la mujer en el sector TIC, a partir del cual definir las líneas estratégicas que permitirían la elaboración de un Plan de Acción a llevar a cabo en el marco temporal de la Estrategia TIC2020.

En dicho análisis se han definido una serie de indicadores de elaboración propia para la caracterización de la situación de la mujer en el sector profesional TIC andaluz, a partir de datos observatorio ARGOS del Servicio Público de Empleo de la Junta de Andalucía y de datos de la explotación que el IECA ha realizado de información de la Tesorería General de la Seguridad  Social específicamente para este estudio. Estos indicadores permitirán valorar la evolución de la situación en los años venideros.

A continuación, algunas conclusiones y resultados del estudio realizado:

La disponibilidad al desplazamiento es clave para el acceso al mercado de trabajo en el sector TIC y las mujeres tienen más dificultad, influidas por elementos de reparto de género en la conciliación de la vida personal y profesional cómo el cuidado de familiares dependientes, la conciliación con la pareja, etc.

El tiempo medio de espera para el primer contrato es menor en el sector a la media andaluza para todas las ramas de estudio, aunque es superior para las mujeres del sector.

Un factor importante a la hora de acceder a un puesto de trabajo es la experiencia laboral, pero a menor ocupación, menor experiencia laboral acreditada y menos posibilidades de contratación. Por otro lado, si se dispone de mejores contratos (menos temporales, y más a jornada completa y con mejor cualificación), más posibilidades hay de obtener más y mejores contratos en el futuro, y por tanto, una mejor carrera profesional.

Andalucía destaca por su gran temporalidad en todos los sectores de actividad, y a pesar de que en el sector TIC se dan menos este tipo de contratos que en otras ramas de estudio. En general en Andalucía la mujer está más sobrecualificada que el hombre, pero en el sector TIC la diferencia se incrementa en relación a la media andaluza y otros sectores. Por género, en todas las ramas de estudios existen más contratos a tiempo parcial realizados a las mujeres, pero vuelve a destacar como la de mayor diferencia entre ambos sexos la rama de estudios técnicos, a pesar de que en estas profesiones son menos habituales este tipo de contratos.

Por género, la mayoría de las personas trabajadoras por cuenta propia en el sector TIC son hombres (aproximadamente el doble que para el resto del empresariado andaluz).

Las conclusiones del estudio son:

Las mujeres tienen más dificultades que  los hombres para acceder al mercado laboral TIC andaluz. Parten de menos formación de base, menor experiencia y tienen más problemas de movilidad, por tanto, sufren mayor tiempo de espera para obtener el primer contrato, mayor tasa de desempleo y como consecuencia, la participación de la mujer en el sector TIC andaluz es inferior a la de los hombres, medido en cualquier variable analizada: ocupación, contratación, afiliaciones a la seguridad social,  colegiación  en colegios profesionales, análisis de las  diferentes  ocupaciones  relacionadas y profesiones estratégicas, así como los diferentes subsectores que componen el sector TIC andaluz. Además, las pocas que acceden al mercado laboral TIC, lo realizan en peores  condicionales laborales que los hombres: tienen más inestabilidad laboral, mayor sobrecualificación, más contratos de jornada a tiempo parcial y cotizan en régimen inferiores en la seguridad social.

La mayor parte del empresariado del sector TIC son hombres.

La mayor parte de la participación femenina en el sector TIC andaluz lo conforman mujeres jóvenes.